Para este proyecto es prioritario hacer disponibles los servicios para los usuarios. Para este fin adoptamos métodos como la redundancia del abastecimiento de servicios y aplicaciones de monitorización para la detección anticipada de fallos en la red y la vigilancia y administración de conectividad en la red institucional.

La red del Gobierno consta de dos rutas, una Primaria que está apoyada en la fibra óptica y ofrece un ancho de banda de 40gbps y una ruta secundaria por antenas con 450mbps, con las cuales garantizamos las comunicaciones las 24 horas del día.